martes, 3 de mayo de 2016

Mago

Como podéis ver, aquí tenemos un mago. Pero no se trata de un mago cualquiera.
Le falta la típica barba frondosa y unos cuantos kilos de más. Sin embargo, sus músculos son dignos de un estudio de anatomía. Además de una dieta cuidada y ejercicio regular, este señor es experto en escudos protectores, especialmente aquellos que te protegen del bien. Para que luego digan que la magia consume todo tu tiempo.

Hoy la entrada no la he escrito yo, la ha escrito mi primo +jack Ferrà  que es un maestro de la palabra escrita y un enfermo también. Si queréis pasaros por su blog aquí os lo dejo http://mencionesonirificas.blogspot.com.es/


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.