jueves, 27 de octubre de 2011

Misterios de la vida y casulidades cosmicas.

Bien por motivos de retraso, aun no me llega la tableta digital nueva. Sea por una cuestión de Karma o porque una organización malvada con aspiraciones a gobernar el mundo. Intenta controlar la mente de los repartidores de tabletas digitales. Yo no puedo pintar con el ordenador. Eso representa un gran problema, porque tengo un montón de bocetos a los que les quiero dar color y lo e probado. Pero con el ratón es una caca. Escomo intentar cortar un bistec de ternera con una piedra o crear una base de datos usando una caja de zapatos.


Te puedes sentir muy guay ahí con tu piedra pegando golpes al dichoso bistec. Pedacitos de carne volando por todas partes, algo de sangre en tus manos. Pero en el fondo lo único que conseguirás es una mierda de bistec chafado, que no se comería ni tu perro. No por falta de hambre sino por vergüenza ajena.

Pero no pasa nada, aun me quedan mis leales lapices. Ellos que nunca me han fallado, aunque se parta la punta bastante a menudo. Ellos siguen ahí, resistiendo mis diarreas mentales y mis ataques homicidas contra el papel.

Por eso digo GRACIAS lapices. Por aguantar mis movidas.